Posicione su panadería o pastelería como la mejor
26 junio, 2019




Capacitarse constantemente ¡hace la diferencia en su panadería!
14 agosto, 2019





Dejando de lado el consumo de plástico e icopor en las pastelerías

El plástico ha inundado nuestro planeta y podemos encontrarlo en todas partes: en envases de productos, en cosméticos, en textiles o en materiales de construcción, entre otros.


Muchos países y organizaciones internacionales llevan décadas advirtiendo el peligro de su uso excesivo y la necesidad de tomar medidas al respecto; por ejemplo, según El Tiempo, el Parlamento Europeo propuso la prohibición de plásticos de un solo uso para el 2021; Rio de Janeiro (Brasil) empezó a multar a restaurantes que ofrezcan pitillos; y, en California (Estados Unidos) hay una ley estatal que penaliza los plásticos de un solo uso. Sin hablar de los más de 60 países que prohíben y regulan el consumo de bolsas plásticas.

Según El Espectador,en Colombia se consumen 24 kilos de plástico por persona al año, "el 56 % es plástico de uso único "como pitillos, cubiertos, tapas de refresco o envases de jugo”.

En medio de este escenario y del impuesto al consumo de bolsas plásticas que rige nuestro país, también se ha hablado de regular el uso del icopor en actividades de comercialización de alimentos, pues al igual que el plástico, el icopor es un material que tarda bastante tiempo en descomponerse y que perjudica –en gran medida- el medio ambiente.

Todo esto ha llevado a que miles de empresarios colombianos –y de todo el mundo- se pregunten si sus acciones están siendo respetuosas con el planeta. De hecho, porque además del sentido de responsabilidad social que todo negocio debe tener en su misión y visión, los clientes (especialmente las nuevas generaciones) son los principales jueces que exigen una compra amigable con el medio ambiente.

Por todo esto, hoy queremos compartir algunos consejos para reducir el consumo de plástico e icopor en su pastelería, sin perjudicar las cadenas de producción o disminuir las ventas. Es muy importante aclarar, que al implementar estos cambios se puede percibir un alza en los costos. Sin embargo, como clientes, estamos dispuestos a pagar este incremento para aportar nuestro cuidado al medio ambiente.

Consejos para reducir el consumo de plástico e icopor

Sí, el plástico es muy útil para guardar y empacar los productos de su pastelería; y sí, va a ser difícil vivir sin él, ¡pero no imposible! De hecho, el compromiso con el medio ambiente puede convertirse en su bandera para marcar la diferencia en el mercado.

Cuando hablamos de consejos para reducir el consumo de plástico e icopor nos encontramos ante dos situaciones: primero, ante la necesidad de generar industrias con procesos de producción responsables y amigables; y, segundo, ante los hábitos del consumidor –quizá uno de los más complejos pues depende de la cultura de cada país y persona-. Sin embargo, hoy nos centraremos en el primer punto, en el aporte que puede hacer su pastelería para la preservación del planeta:

Olvídese de los pitillos: diariamente se utilizan millones de pitillos en productos que perfectamente podrían ser consumidos sin su uso. ¿Considera que un pitillo es inofensivo para el medio ambiente? Aquí un video para convencerse de lo contrario (imágenes fuertes).

Volvamos a la tradición de las bolsas de papel: “150 años es el tiempo que tarda una bolsa de plástico común en degradarse y una botella de PET puede tardar 1.000 años en desaparecer”, afirma la Fundación del Agua.

Además de empacar el pan en bolsas de papel, puede sugerirles a sus clientes el uso de las bolsas reutilizables para los demás productos como leche, huevos, café, etc. ¡Con estos pequeños cambios, se puede hacer un gran aporte para el cuidado del planeta!

Ofrezca productos empacados en cartón o vidrio: claramente los empaques de plástico e icopor son más económicos pero, ¿sabía usted que para producir icopor o polietileno expandido se emplean recursos naturales no renovables pues se trata de un plástico derivado del petróleo que “tarda más de 1000 años en degradarse”?

Por esto, cada vez que un cliente pida algo “para llevar”, mejor opte por dar un empaque en cartón. También, puede ir incorporando en su inventario productos que vengan empacados en vidrio; ya que estos dos materiales tardan menos tiempo en descomponerse. Y como lo comentamos anteriormente, estos empaques pueden tener un costo adicional, pero seguramente su cliente pagará el precio por el compromiso con el medio ambiente.

Evite platos, cubiertos y vasos desechables: ¡Utilícelos de manera inteligente! Si bien a veces son necesarios, en muchas ocasiones tranquilamente podrían usarse en materiales lavables y reutilizables

Trabaje con proveedores comprometidos con el medio ambiente: nada mejor que contar con proveedores con ética y compromiso social.

¡Recicle!: por años las canecas de reciclaje han adornado las ciudades; decimos ‘adornado’ porque muchas personas desconocen para qué sirve X o Y color. Lo cierto es que el color de las canecas es muy importante porque ayuda a la correcta separación de los residuos y facilita las tareas de reciclaje y recuperación.

A continuación un repaso:

  • Canecas de color verde: para residuos inertes y no aprovechables.
  • Canecas de color gris: cartón y papel
  • Canecas de color azul: plásticos
  • Canecas de color blanco: vidrio
  • Canecas de color beige o crema: residuos orgánicos

Finalmente, si suprimir el uso total de plástico e icopor es muy difícil porque es la forma en que usted sirve y entrega sus productos, porque siempre ha sido así o porque le parece más fácil; procure seguir estos consejos y aplicarlos poco a poco, recuerde que el planeta tarde o temprano pasará factura de las acciones actuales y que los clientes valoran aquellas pastelerías que transforman sus hábitos por el bien del medio ambiente.

¡Pequeños cambios con grandes beneficios para toda la humanidad!

¡Gracias por leernos! No olvide dejarnos sus comentarios

Top